El negocio de ubicación y localización de bienes y móviles mediante el uso de tecnologías satelitales, es totalmente nuevo en el mundo y crece globalmente tan rápido como la Internet. Gracias al esfuerzo de nuestra firma ya está disponible para Usted en Venezuela. Consiste básicamente, en la instalación de dispositivos digitales inteligentes a los bienes (unidades móviles y activos fijos) a ser monitoreados, los cuales recibirán información proveniente de la constelación de satélites que circunda el globo terráqueo y que posteriormente transmitirán paquetes de esa información en forma de data por tres posibles diferentes medios: radios de comunicación de dos vías, telefonía celular, ó nuevamente a través de satélites de baja orbita (Low Eearth Orbit); hasta los computadores de nuestro centro de monitoreo y control, y desde allí hasta la comodidad de su escritorio en forma de reportes diarios, semanales ó mensuales, vía correo electrónico ó fax; ó en todo caso, hasta su computador personal ó la red de computación de su empresa, si así lo desea.





Dentro de las bondades de este novedoso servicio, además de ser una solución costo - efectiva para el seguimiento de sus unidades, pueden ser enumeradas las siguientes:

a.- Servicio de monitoreo permanente 24 horas, 7 días durante todo el año.

b.- Áreas de coberturas extensas en ciudades, regiones, incluso países.

c.- Mapas digitalizados con información confiable, detallada y precisa de calles, sectores, urbanizaciones, carreteras y autopistas de todo el territorio nacional.

d.- Reportes gráficos de sus vehículos en movimiento, ó estacionados con información de recorridos, horas de salida y llegada, fechas, velocidades de desplazamiento, rutas, incluso "geo cercas" que permiten determinar la transgresión de los limites geográficos que Usted determine.

e.- Dispositivos periféricos opcionales, los cuales están en capacidad de enviar información relativa a: Temperatura, y presión de aceite del motor, alarmas sobre posible mal funcionamiento de la unidad, temperatura de carga refrigerada, "botones de pánico" ocultos que permiten activar sistemas de alarmas a distancia frente a contingencias, e inclusive posibilidad de apagar de forma remota los vehículos.